Hoy en Las Nanis estamos nostálgicos por la lluvia y echamos la vista atrás, a cuando la música sonaba, olía y sabía a música. A cuando la cinta se nos enredaba en el walkman y teníamos que enrollarla de nuevo con un boli Bic, o a cuando el polvo hacía que la aguja del tocata saltara y nos perdíamos media canción. O también a cuando en clase de solfeo nos quedábamos dormidos marcando un compás…

Casete, vinilo, cascos, pentagrama, corchea, fusa y marcha. Aquí está todo resumido, a tus pies, como siempre:

Ya sabes que ponemos nuestros pinceles a tu disposición para vestir tus pies con alegría. Pincha en ¿Quieres unas Nanis? y hablamos.

Anuncios