Voy a doblar aquella esquina, tú debes quedarte en el coche y marcharte. Prométeme que no me seguirás más allá de la esquina, sino que te marcharás y me dejarás igual que yo te dejo

Audrey Hepburn, adorada y añorada, de nuevo protagonista de una de nuestras zapatillas pintadas a mano.

En este caso, viajaron hasta Galicia al encuentro de nuestra amiga Patricia. Parece que le han gustado, igual que a nosotros nos encantaron las fotos que se curró y nos envió. ¡Gracias!

– Si tuvieras dinero, me casaría contigo al instante. ¿Harías lo mismo?
– Al instante.
– Por suerte, ninguno de los dos es rico.
– Sí

Anuncios